Historia y estado de la Gestión de la Calidad en España en 1968

por Jesús García del Valle

Sunday, November 06, 2005

LA HISTORIA Y ESTADO ACTUAL

 DEL

CONTROL DE LA CALIDAD EN ESPAÑA

Jesús García-del-Valle[1]

España

Introducción

He tenido sumo placer en acometer la preparación de esta presentación. El hecho de que España se halle en el proceso para alcanzar un puesto entre los países desarrollados, me permite pensar que mi contribución a este congreso internacional sobre el control de la calidad puede servir de ayuda a otros países que estén inmersos en el desarrollo de sus recursos nacionales. Espero sinceramente que los recién llegados al proceso de desarrollo industrial y económico puedan beneficiarse de nuestras dificultades y experiencias, tanto del pasado como del presente, puesto que probablemente tendrán que enfrentarse en el futuro a problemas similares.

Antecedentes históricos y económicos

El propio lema de este congreso pretenda probar que la calidad es uno de los cimientos de la prosperidad que, a su vez, está muy influida por el entorno histórico y económico. Creo que la presentación somera de los hechos históricos y económicos, que han influido profundamente en el desarrollo de las técnicas del control de la calidad en España, puede clarificar las inferencias que puedan obtenerse de esta presentación.

Hasta 1959 nuestro país tuvo que vivir confinado en sus propias limitaciones económicas. Las necesidades de nuestro mercado interno tuvieron que ser satisfechas, únicamente, con nuestra propia limitada producción. Las pocas divisas disponibles debían aplicarse, sobre todo, a la importación de equipos y medios de producción imprescindibles para el desarrollo de nuestros recursos.

La presión compradora del mercado, aunque pequeña por causa del bajo nivel de vida, superaba con mucho nuestra capacidad de producción. En un mercado de vendedores de tales características la calidad de los productos juega, apenas, un papel muy secundario. Existe una gran demanda de productos manufacturados, que la industria es incapaz de satisfacer. El aspirante a comprador desea cubrir, sobre todo, sus necesidades y se siente suficientemente satisfecho con la posesión del producto, sin tener en cuenta su calidad.

En 1959 nuestro gobierno puso en marcha un plan de estabilización, cuyo primer resultado fue un período de profunda recesión que duró hasta 1962. La falta de dinero, resultado de las restricciones crediticias, disminuyó la presión compradora. Las demandas del mercado se hicieron más selectivas y la calidad de los productos empezó a jugar un papel más significativo. A partir de esta fecha comenzó nuestro Primer Plan Nacional de Desarrollo, que duró cinco años y tuvo, en su conjunto, bastante éxito, y al que siguió otro período de recesión. En la actualidad estamos en el comienzo de nuestro Segundo Plan Nacional de Desarrollo.

Los pioneros

Hay un problema de orden semántico cuando se intenta definir quien o quienes introdujeron el control de calidad en un país. El concepto de la inspección es tan antiguo como la industria moderna, pero creo que, en el contexto en que nos encontramos, lo importante es la introducción de los conceptos estadísticos y las modernas tecnologías del control de la calidad. Es difícil hacer justicia a todos aquellos que, de una forma u otra, contribuyeron a la introducción de las técnicas estadísticas al control de la calidad en nuestro país. No debe considerarse reprobable si, con el deseo de ser conciso, selecciono solo unos pocos nombres:

El profesor P. Mendizábal, primer presidente de la “Asociación Española para el Control de la Calidad” (AECC), se interesó en las técnicas estadísticas desde 1936 y, desde 1945, trabaja el control estadístico de la calidad, primero como profesor de Estadística Aplicada de la “Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales” de Bilbao hasta 1956 y, más tarde, como consultor. En la actualidad es Presidente de Honor Vitalicio de la AECC.

Después de estudiar técnicas estadísticas para el control de la calidad en varias universidades estadounidenses en 1945, el profesor E. Blanco comenzó a dar clases en 1946, por primera vez en España, sobre Control Estadístico de la Calidad, en la Facultad de Económicas de la Universidad Complutense de Madrid. El profesor Blanco es el actual Presidente de la AECC y consultor en técnicas de control de la calidad. En esta última capacidad ha aplicado estas técnicas en varios campos industriales, especialmente en Telecomunicaciones y Automoción.

En la misma línea deben mencionarse los trabajos del Profesor J. Torrens-Ibern, que ha investigado en el campo del control de la calidad y dado clase sobre este tema a millares de alumnos de la “Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales” de Barcelona. También es relevante el trabajo del Profesor E. Chacón S. J. de la Universidad de Deusto (Bilbao). Tuvieron gran influencia, en la aplicación por la industria de métodos estadísticos en el control de la calidad, los contratos militares y el trabajo de las fábricas de armamento que introdujeron el control de la calidad en un buena parte de su industria auxiliar. En este campo debe mencionarse la labor de Mosquera, primer Secretario de la AECC.

También deben mencionarse algunas entidades de la Administración Pública por su contribución a la introducción en España de las modernas técnicas de control de la calidad. El “Instituto Nacional de Racionalización del Trabajo” (IRATRA), incluyó en sus cursos, desde 1965, un programa en control de la calidad. La “Comisión Nacional de Productividad” (C.N.P.) pidió al IRATRA la preparación de un curso para entrenamiento de instructores en control de la calidad. El curso se impartió por Romaní, Arocas y Valero, actual Secretario del AECC, y el programa está vigente en todos los cursos que imparte la C.N.P. Otras actividades del IRATRA que merecen mencionarse, fueron una serie de conferencias dadas en 1962 por el Profesor P. Clifford de los EE.UU., de las que surgió la idea de fundar la AECC y la introducción desde 1962, en los cursos de gestión empresarial del IRATRA, de un programa de control de la calidad, impartidos por Valero y Peñas, anterior Vicepresidente de la AECC.

Las técnicas para la gestión y administración de la calidad se introdujeron en España, en la mayoría de los casos, por directivos e ingenieros de control de la calidad de las diferentes industrias. Como ha ocurrido en otros países estas técnicas son relativamente nuevas, uno de los primeros trabajos publicados en España sobre este tema fue presentado en 1962 por el autor de este trabajo[2], y están en continuo desarrollo por muchos distinguidos especialistas. Citarlos a todos nos sacaría de los límites de este trabajo, pero todo el mundo en España estará de acuerdo que Ruiz Palá, Vicepresidente de la AECC, y Martínez García, miembro de su Consejo, se cuentan entre los primeros contribuyentes al crecimiento y desarrollo  de las técnicas de gestión del control de la calidad.

La Asociación Española para el Control de la Calidad

Fundación

La “Asociación Española para el Control de la Calidad” (A.E.C.C.) fue fundada en 1961 por algunos entusiastas, animados por el “Instituto Nacional de Racionalización del Trabajo” y la “Comisión Nacional de Productividad” y con el apoyo de J. M. Elorduy, a la sazón Director General de Industrias Siderometalúrgicas del Ministerio de Industrias. La AECC tiene en sus estatutos los siguientes objetivos:

-          Promover y facilitar el establecimiento y práctica del control de la calidad y sus técnicas en la Industria, Servicios y Administración española.

-          Promover, organizar, dirigir, patrocinar o cooperar en reuniones, comités, conferencias, jornadas, exhibiciones y otras actividades, en los que se discuta, estudien o publiquen trabajos científicos o técnicos relacionados con la calidad.

-          Promover la mejora de la calidad de los productos y servicios nacionales.

Los Comités de la AECC

En 1965 el Consejo de la AECC decidió promover un mejor soporte para las organizaciones de la calidad ya existentes en las industrias básicas de automoción. Esta rama industrial, era una de las excepciones en la apatía general, debido a las presiones aplicadas por la mayoría de las compañías licenciatarias y porque el mercado de automóviles y de vehículos comerciales empezaba a ser un mercado de compradores. Para seguir la nueva política se organizaron las Primeras Jornadas Nacionales para el Control de la Calidad en las Industrias de Automoción con resultados muy estimulantes, en particular la fundación del Comité para el Fomento de la Calidad en las Industrias de Automoción.

El Comité de Automoción se reúne mensualmente con normalidad y lleva una vida bastante activa. Su primer trabajo fue fomentar la calidad de las industrias auxiliares de automoción y, en 1967, se publico un libro: Recomendaciones sobre requisitos de Control de la Calidad para Proveedores de las Industrias Básicas de Automoción. Su primera edición de 4.000 ejemplares se agotó en pocos meses. Estas recomendaciones fueron el principal tema de dos seminarios celebrados en Barcelona y Bilbao. Estamos a punto de terminar nuestro siguiente trabajo: un sistema unificado de evaluación de suministradores, basado en el grado de cumplimiento de nuestras recomendaciones por el Sistema de Aseguramiento de la Calidad del suministrador.

El Comité de Automoción ha organizado las Segundas Jornadas Nacionales y es nuestra intención organizarlas anualmente como mínimo. El Comité Español para el Fomento de la Calidad en las Industrias de Automoción fue el primero en fundarse en Europa y su desarrollo y resultados motivó,  de alguna forma, el establecimiento de la Automotive Section de la European Organization for Quality Control (EOQC). Esta sección europea se fundó en Madrid en 1968, con ocasión de la XII EOQC Conference.

En noviembre de 1966 se celebraron en Madrid las Primeras Jornadas Nacionales de la Calidad en las Industrias de la Alimentación, que cristalizó en la fundación del Comité para la Calidad en las Industrias de la Alimentación. El Comité de la Alimentación, aunque no fue tan activo como el de la Automoción, obtuvo importantes resultados en el desarrollo de la calidad en una rama tan importante para el consumidor individual y una de nuestras principales exportaciones. Las Segundas Jornadas Nacionales de la Calidad en las Industrias de la Alimentación, acaban de celebrarse en Madrid.

En 1969 se creó Comité de Fiabilidad de la AECC como el correspondiente español Reliability Committee de la EOQC. En su, todavía, corta vida ha demostrado su gran potencialidad. Ha organizado ya unas Jornadas Nacionales de la Fiabilidad en Madrid, un Panel de la Fiabilidad en Barcelona y está programada un Seminario junto con el Comité de Automoción para finales de este año.

La XII Conferencia de la EOQC en Madrid

En 1965 la AECC fue admitida como miembro de número de la EOQC que aceptó nuestra propuesta de organizar la XII Conferencia para 1968 en Madrid. Fue una difícil tarea para nuestra joven organización, pero esperábamos, conforme a las anteriores experiencias de otros miembros de la EOQC, que esta coyuntura promocionaría nuestro desarrollo. Los resultados superaron con mucho nuestras expectativas. Ya he comentado el éxito de la XII conferencia, la inscripción de cerca de 1000 delegados y el alto porcentaje de asistencia a las sesiones son una buena prueba de ello.

Para la AECC, aunque orgullosa de la repercusión internacional y del servicio rendido a la EOQC, el punto focal de la XII Conferencia de la EOQC ha sido el profundo impacto conseguido en la Administración Pública española, la industria y los servicios. Nuestro actual objetivo es aprovechar el éxito logrado para convertirlo en sólidos objetivos a largo plazo:

-          Propagar las modernas técnicas relacionadas con la calidad, especialmente las aplicables a la mejora de la calidad de los servicios públicos.

-          Motivar la coordinación de la actual legislación relacionada con la mejora y el control de la calidad y la promulgación de nuevas leyes adecuadas y eficaces.

-          Estimular la mejora de la calidad de bienes y productos a un nivel nacional mediante el lanzamiento de un Año de la Calidad, dentro del marco del Segundo Plan de Desarrollo Nacional.

-          Impulsar la normalización como base necesaria para el etiquetado y la certificación de la calidad.

-          Organizar una campaña nacional para conseguir un mejor entendimiento, por parte de los empresarios, de la potencialidad económica de las técnicas de control de la calidad.

-          Crear un sentimiento nacional de que los niveles de calidad, internacionalmente competitivos, son una necesidad para mejorar el nivel de vida.

-          Educar al consumidor para que apoye a aquellos productos con marcas y etiquetas con especificaciones de la calidad y de su garantía

Cooperación con la Administración Pública

La AECC ha cooperado, desde sus comienzos, Con la Administración Pública Española de varias formas:

-          Como elemento consultor ocasional para estudiar proyectos de ley y de decretos.

-          En 1967 la AECC cooperó con el “Instituto Nacional de Racionalización del Trabajo” en la organización de un seminario de tres días sobre la “Normalización como condición básica para la calidad”

-          La AECC ha estado representada en la Comisión para la Investigación Científica del Segundo Plan Nacional de desarrollo. Como resultado de esta cooperación, la AECC aceptó colaborar en la fundación y desarrollo de un Centro para la Investigación  y Desarrollo de la Calidad y para el Estudio de las Técnicas para su Control.

-          Este año hemos preparado para la Secretaría Técnica del Ministerio de Industria  una encuesta sobre la situación desarrollo de las técnicas de control de la calidad  en la industria española.

La Asociación Latinoamericana para la Calidad

En 1968, la AECC empezó un nuevo proyecto con el apoyo de la EOQC y distinguidas personalidades como G. Borel y U. Turello. Este proyecto fue la fundación de la Asociación Latinoamericana para la Calidad (ALAC), con la intención de aumentar la capacidad potencial de sus miembros en el campo de la calidad, mediante la combinación de objetivos y tareas. Este objetivo se basa en nuestra cultura e idioma común que permitirá un fácil intercambio mutuo de, al menos, ideas y  material escrito.

Durante la XII Conferencia de la EOQC se celebró una reunión en Madrid para definir una propuesta de términos de referencia. Esta propuesta se circuló entre individuos, organizaciones y Servicios Públicos de países latinoamericanos. Las respuestas recibidas hasta la fecha son ciertamente animadoras, por su número e interés demostrado.

Estado actual del control de  la calidad en España

Creo que no hay mejor manera de definir el estado actual del control de la calidad en España que presentar un resumen de los resultados obtenidos por la reciente encuesta ya mencionada en este trabajo. La encuesta se realizó para obtener una visión clara de la actual situación del control de la calidad en nuestro país y para demostrar, a todos los sectores industriales, las oportunidades que ofrece la mejora de la calidad mediante el conocimiento por cada sector de su posición respecto al resto de las industrias.

Para conseguir estos objetivos se envió un cuestionario a 1.250 compañías de todos los tamaños, clasificadas en grupos homogéneos en función de sus productos. El cuestionario estaba dividido en tres áreas principales:

-          Situación de la organización de la calidad e interés mostrado por la alta dirección en la calidad.

-          Medios empleados en el control de la calidad

-          Costes de la Calidad

El número de industrias en cada sector se seleccionó en función de la importancia del sector en la economía nacional. La distribución de los cuestionarios enviados fue la siguiente:

 

Sector

Nº de cuestionarios enviados

Porcentaje de la muestra

Automoción (básica y auxiliar)

400

32,0

Construcción naval

5

0,4

Siderometalurgia

25

2,0

Electrodomésticos

35

2,8

Electrónica

65

5,2

Maquinaria eléctrica

135

10,8

Máquinas herramientas

100

8,0

Materias primas

255

20,4

Otros

230

18,4

TOTAL

1.250

100,0



De los 1.250 cuestionarios enviados, algunos fueron devueltos por diversas razones (cambio de razón social, dirección incorrecta, etc.). El número de respuestas recibidas fue de 199 que representa el 15,9 % de la muestra. Nueva información obtenida de aquellas compañías que no enviaron su respuesta demostró que, aunque el cuestionario había sido bien recibido en la mayoría de los casos, no había sido contestado por exceso de sofisticación de las preguntas. Aquellas compañías que no tenían un Sistema de Aseguramiento de la Calidad relativamente formalizado no fueron capaces de contestar a algunas de las preguntas, en espacial aquellas relacionadas con los costes de la calidad. La distribución de las respuestas fue la siguiente:

 

Sector

Nº de cuestionarios enviados

Nº de respuestas

Porcentaje de la respuestas

Automoción (básica y auxiliar)

400

57

14,3

Construcción naval

5

4

80,0

Siderometalurgia

25

6

24,0

Electrodomésticos

35

11

31,4

Electrónica

65

10

15,4

Maquinaria eléctrica

135

35

26,0

Máquinas herramientas

100

10

10,0

Materias primas

255

29

11,4

Otros

230

37

16,1

TOTAL

1.250

199

15,9



Situación de la organización de la calidad e interés mostrado por la alta dirección en la calidad.

Se determinó teniendo en cuenta la fijación de políticas de la calidad, objetivos y procedimientos, autoridad para la aceptación de productos, nivel del grupo de control de la calidad en la organización, grado del interés de la dirección en general en el control de la calidad y participación del control de la calidad en las operaciones de la compañía. Los resultados obtenidos se resumen de la forma siguiente:


 


Sector

Muy Bien

%

Bien

%

Pobre

%

Automoción (básica)

65

13

22

Automoción (auxiliar)

41

27

32

Construcción naval

40

20

40

Siderometalurgia

17

31

52

Electrodomésticos

27

42

31

Electrónica

38

30

32

Maquinaria eléctrica

30

27

43

Máquinas herramientas

36

36

28

Materias primas

29

28

43

Otros

28

26

46

MEDIA

34

28

38



Es justo señalar que un importante porcentaje de las compañías calificadas como pobres en la organización se debe principalmente al hecho de que el responsable del Departamento de la Calidad depende de la dirección de producción. En el informe presentado por F. Nixon a la VIII Conferencia de la EOQC en 1964 sobre Quality Reporting, Quality Auditing, and Quality Achievment in European Countries, en el 34 % de la compañías el responsable del Departamento de la Calidad dependía de la dirección de producción.

Medios empleados en el control de la calidad.

En esta sección del cuestionario figuraban varias preguntas para determinar el porcentaje del personal total implicado en el control de la calidad con respecto al número total de empleados, así como su distribución en funciones dentro del control de la calidad y el tipo y entrenamiento de dicho personal. A continuación se presenta un resumen de algunos de los resultados obtenidos:

 


Sector

% sobre el total de personal empleado

Prevención

%

Inspección y control

%

Automoción (básica)

7,6

9,0

91,0

Automoción (auxiliar)

8,7

11,5

88,5

Construcción naval

2,6

2,0

98,0

Siderometalurgia

1,6

19,5

80,5

Electrodomésticos

4,5

15,4

84,6

Electrónica

7,7

12,0

88,0

Maquinaria eléctrica

5,5

11,6

88,4

Máquinas herramientas

5,0

15,5

84,5

Materias primas

2,5

11,9

88,1

Otros

8,6

12,7

87,3

MEDIA

6,1

11,5

88,5



Así mismo se preguntaba en esta sección del cuestionario el porcentaje de inversiones en el control de la calidad sobre el total de las inversiones de la compañía. Los resultados obtenidos son los siguientes:

 


Sector

% de inversiones en C. C. sobre el total de inversiones

Automoción (básica)

4,3

Automoción (auxiliar)

7,2

Construcción naval

0,9

Siderometalurgia

5,2

Electrodomésticos

4,3

Electrónica

8,0

Maquinaria eléctrica

6,7

Máquinas herramientas

6,3

Materias primas

4,2

Otros

5,1

MEDIA

5,7



Es difícil sacar consecuencias de los resultados obtenidos en esta sección del cuestionario, pero no hay duda que dichos resultados pueden ser valiosos como referencia en futuras encuestas.

Costes de la calidad

En esta sección del cuestionario se hacían las siguientes preguntas:

-          Porcentaje de los costes del control de la calidad sobre los costes de producción o/y  sobre la cifra de ventas

-          Distribución de los costes de control de la calidad entre las funciones del control de la calidad

-          Porcentaje de la pérdidas internas sobre los costes de producción o/y  sobre la cifra de ventas

-          Porcentaje de las pérdidas externas sobre la cifra de ventas

Algunas de las compañías no contestaron las preguntas relacionadas con las pérdidas internas o externas. De hecho el 32 % de los cuestionarios recibidos no daban las pérdidas internas y el 40 % no especificaban las pérdidas externas. Muy pocas respuestas dieron porcentajes sobre la cifra de ventas, con la excepción de las pérdidas externas, donde solo se pedía este porcentaje. Por esta razón los costes del control de la calidad y las pérdidas internas solo se presentan como porcentajes sobre el coste de producción, y su distribución entre prevención e inspección y control

 


Sector

% de costes de control de la calidad sobre los costes de producción

Prevención

%

Inspección y control

%

Automoción (básica)

1,5

9,7

90,3

Automoción (auxiliar)

3,5

22,0

78,0

Construcción naval

0,5

0,5

99,5

Siderometalurgia

4,2

20,0

80,0

Electrodomésticos

4,3

27,2

72,8

Electrónica

4,7

23,0

77,0

Maquinaria eléctrica

4,5

18,0

82,0

Máquinas herramientas

3,6

19,0

81,0

Materias primas

2,1

19,9

80,1

Otros

4,6

14,8

85,2

MEDIA

4,0

17,5

82,5



El resumen de datos correspondientes a las pérdidas de la calidad se da a continuación. Las pérdidas internas como porcentaje sobre los costes de producción, mientras que las externas se dan como porcentaje sobre las ventas. En vez de dar cifras medias, imposibles de obtener de los datos recibidos, se presentan las cifras máximas y mínimas:

 


Sector

Pérdidas internas

%

Pérdidas externas

%

Automoción (básica)

1,60 – 0,50

1,95 – 0,77

Automoción (auxiliar)

10,00 – 0,30

10,00 – 0,05

Construcción naval

1,00

0,47 – 0,30

Siderometalurgia

10,00 – 1,00

6,00 – 0,10

Electrodomésticos

4,50 – 0,10

1,00 – 0,36

Electrónica

1,50 – 0,80

1,00 – 0,08

Maquinaria eléctrica

18,00 – 0,05

3,00 – 0,002

Máquinas herramientas

3,00 – 0,20

1,00 – 0,20

Materias primas

8,00 – 0,02

8,70 – 0,01

Otros

10,00 – 0,50

3,00 – 0,005

MEDIA

3,20

0,90



En una primera impresión parece que los resultados tienen excesiva dispersión. Algunas de las cifras son extremadamente bajas y otras bastante altas, depende mucho del tipo de producto, que pueden ser muy diferentes aunque las compañías están agrupadas por sectores. Estas diferencias son particularmente ciertas en algunos sectores tales como: Industria auxiliar de Automoción, Siderometalurgia, Maquinaria Eléctrica y Otros Sectores. En cualquier caso, resulta bastante claro que un importante número de compañías tienen por delante un amplio campo para mejorar, y que un pequeño aumento en costes de control de la calidad pueden resultar en una importante rebaja de las pérdidas internas y externas.

Para terminar, resulta difícil sacar conclusiones concretas de esta encuesta. De hecho creo que faltan criterios o datos internacionales para establecer comparaciones. Sin embargo, pueden hacerse algunos comentarios positivos:

-          El hecho de que se haya realizado la encuesta, es una buena prueba del interés que despierta la mejora de la calidad, tanto en las empresas privadas como en la Administración Pública.

-          Los resultados obtenidos, aunque sea difícil su comparación con datos de otros países que prácticamente no existen, son una base de datos que permitirá a las compañías españolas compararse entre sí y con resultados que puedan obtenerse en futuras encuestas.

-          Motivará a las compañías a disminuir sus costes de la calidad dedicando más atención al mejor uso de las técnicas de control de la calidad.

-          Esta encuesta ayudará a nuestra Administración Pública a definir políticas industriales para obtener el máximo provecho de nuestros recursos y a la entidades privadas, tales como la AECC, a concentrar sus esfuerzos en aquellas áreas que aporten mayores beneficios.

Conclusión

La historia y el estado actual del control de la calidad en España demuestra con claridad que, a pesar de la dificultad de sembrar y diseminar la filosofía del control de la calidad durante los inicios del desarrollo industrial, la calidad marcha al compás con el progreso económico. Solo se necesitan unos cuantos entusiastas y unos cuantos empresarios con visión de futuro, por poca ayuda que obtengan de la Administración Pública, para formar un primer núcleo de expansión. La filosofía del control de la calidad encontrará, a su debido tiempo, su puesto adecuado en la vida económica del país, puesto sumamente importante porque no existe prosperidad sin calidad.



[1] Director de Control de la Calidad, Metalúrgica de Santa Ana S. A. Consejero de la AECC. Presidente del Comité para el Fomento de la calidad en la Industria de Automoción de la AECC. Chairman de la Automotive Section de la EOQC.

[2]Presente y futuro del Control de Calidad en la industria metalúrgica española. El Control Integral de la Calidad. Asociación Técnica Española de Estudios Metalúrgicos. Barcelona, mayo de 1962.