VICENTE YÁÑEZ PINZÓN

Y

LA CARABELA SAN BENITO

por

Sunday, November 30, 2008

Los trabajos y extraordinarios logros de los descubrido­res españoles a menudo han sido obscurecidos por las grandes hazañas de los conquistadores, aunque estas no hubiesen sido posibles sin la aportación de aquellos. Por otra parte, la indiscutible personalidad del Gran Almirante Cristóbal Colón ha dejado en la sombra a otros descubridores españoles que, sin embargo, tienen luz propia y cuyo saber, experiencia, valor, deci­sión y lealtad son parejos, si no superiores, a los del Gran Almirante. Por todo ello me resultaba muy atra­yente profundizar en la vida y viajes de uno de los más grandes navegantes nacidos en Castilla.

Durante la preparación y búsqueda de bibliografía pronto tropecé con la monumental obra: Los Pinzones y el descubrimiento de América, del profesor e historiador Juan Manzano Manzano. No me creo capaz de juzgar una obra de tanta enver­gadura, pero la abundancia de datos, la reproducción de documentos, en especial del Archivo de Indias, y riqueza de argumentación, permiten al estu­dioso sacar sus propias conclusiones, aunque no hagan su lectura fácil. Me ha servido, pues, esta obra como prin­cipal fuente de la primera parte de mi trabajo, a la que no he podido aportar otra cosa que mis limita­dos conoci­mientos náuticos, fruto de mi afición a la navegación, los barcos y el mar. Con el empleo de cartas de navega­ción y libros de pilotaje he procurado compro­bar las hi­pótesis del profesor Manzano, sobre los diferentes viajes de Vicente Yáñez Pinzón que se confirman en su mayoría, salvo excepciones que me he permitido seña­lar.

En la segunda parte he desarrollado mi idealización de la carabela San Benito y he tratado de justificarla en lo posible. He empleado naturalmente la bibliografía al uso y la valiosa información que se encuentra en el Museo Naval de Madrid. Todo ello destilado y adobado por mis propios estudios y conviccio­nes personales y por mi experiencia de navegación con vela latina por la bahía de Algeciras con esporádicas salidas al Estrecho.

Los planos de la carabela San Benito se realizaron con el programa de arqui­tectura naval Fairline Hull Design for Autocad, para el estudio de las formas de la cara­bela, y el programa de dibujo asistido por ordena­dor MicroStation. Los planos resultantes se emplearon para construir el modelo y han servido de base para el dibujo de los planos que ilustran la segunda parte de esta obra, realizados con el programa de dibujo Corel Draw. El resultado está abierto a la crítica, naturalmen­te, pero es una aportación sincera, aunque un tanto inse­gura, a la arquitectura naval de las carabelas andaluzas a finales del siglo XV y principios del XI.

 

 

Editado por el Instituto de Historia y Cultura Naval en su colección de cuadernos monográficos  en  mayo de 2008. En formato de 242 x 170, tiene 142 páginas con 14 ilustraciones, mapas y planos a todo color. La cubierta ilustrada con "Las carabelas San Benito, la Magdalena y el bergantín en la mañana del 24 de diciembre de 1508  ", óleo sobre lienzo de Javier Escudero. ISSN 0212-467 -X, NIPO 076-07-036-X. Con estos planos y especificaciones se construyó un modelo que se exhibe en el Museo de San Pedro Sula en Honduras , realizado por el modelista Javier Escudero. http://www.cuervas-mons.com

 

SUMARIO

INTRODUCCIÓN............................................

9

Primera Parte: VICENTE YÁÑEZ PINZÓN.....................

15

I.

Descubrimiento de América................

17

II.

Descubrimiento del Brasil..................

31

III.

Intermezzo.....................................

41

IV.

Descubrimiento de Guatemala, Belice

 y Méjico........................................

51

V.

Epílogo..........................................

65

Segunda Parte: LA CARABELA SAN BENITO...........

69

I.

La Carabela San Benito.....................

71

II.

El casco y su armamento..................

81

III.

Aparejo.........................................

93

APÉNDICES...............................................................

103

FUENTES...................................................................

111